Entrevista con Eduardo García

Interview: Markus Thiel, Junio 2020

La producción de audiolibros puede ser mucho más que la simple grabación de la lectura de un libro de éxito de ventas. Esto lo demuestran de forma ejemplar los productores de German Wahnsinn cuando llevan la palabra escrita al ámbito auditivo con su propia editorial que fundaron con la exitosa autora Cornelia Funke. Y el título de su editorial Atmende Bücher (Libros que respiran) realmente cumple lo que su nombre promete. En el marco de la producción de Das Labyrinth des Fauns (El laberinto del fauno), creada con la colaboración y el boceto de Guillermo del Toro, hablamos con el creador Eduardo García de German Wahnsinn sobre la transformación y la evolución del audiolibro clásico y las filosofías de grabación teniendo en cuenta los conceptos actuales de audio inmersivo.

Según tengo entendido, no solo trabajáis en el ámbito de los audiolibros, sino que incluso habéis creado vuestra propia editorial. ¿Puedes hablarnos más sobre ello?

En Alemania fui uno de los primeros en producir audiolibros cuando se produjo la primera oleada de audiolibros a principios de los años noventa. En aquel entonces conocí a un productor que importó todo este concepto desde Inglaterra. Creo que el formato se llamaba "talking books". Este productor me preguntó si podíamos producir algo así en mi estudio. Así creamos las primeras series, entre otros con locutores como Uli Wickert, locutor de Tagesschau (telediario alemán) y que recibía invitados ilustres como Joachim Witt (Der goldene Reiter). Por supuesto, en esa época todavía grabamos todo en magnetófono. Pero cuando empezó el verdadero auge ya lo había dejado. En restrospectiva tengo que decir: "¡lamentablemente!". Pero la verdad es que nunca dejé de sentir pasión por ello. Después de eso trabajé mucho tiempo como proveedor de servicios para editoriales más importantes, cuando éstas fueron ampliando cada vez más su cartera en el ámbito del audio. En un momento dado nos preguntaron si queríamos componer y producir la música para un audiolibro de Cornelia Funke. Se trataba de la serie Reckless (El mundo del espejo), cuya cuarta entrega se publicará en breve. Al final produjimos mucha música de cello oscura. Y tras publicar el audiolibro incluso nos fuimos de gira para promocionar el libro e interpretar la música en vivo. Esto también nos dio la oportunidad de conocer más a Cornelia. Además nos hizo el cumplido más bonito de nuestras vidas. Después de una presentación de su libro se acercó a nosotros y nos comentó que al pisar el escenario y escuchar nuestra música por primera vez sintió que nosotros comprendíamos el libro mejor que ella. A partir de ese momento nació una verdadera amistad y el deseo de producir conjuntamente más audiolibros en el futuro. Y esto es lo que llevamos haciendo con mucho amor al detalle, y desde hace poco también en el marco de nuestra propia editorial Atmende Bücher.

¿Cómo enfocasteis vuestra primera producción conjunta?

La primera producción de audiolibro fue muy laboriosa, comparable a la de una banda sonora, ¡pero con una duración de casi nueve horas! La última producción que hicimos conjuntamente fue la versión para audiolibro de la película Pans Labyrinth (El laberinto del fauno) en cooperación con Guillermo del Toro. En el caso de Das Labyrinth des Fauns (El laberinto del fauno) decidimos producirlo en audio 3D. Tomamos la decisión junto con Cornelia, que escribió la versión de audiolibro y la amplió en colaboración con Guillermo. Como actualmente ya trabajamos mucho con realidad virtual y acústica virtual, nos pareció lógico probar esto en un audiolibro. Al final tuvimos que empezar desde cero cuatro o cinco veces hasta conseguir una composición narrativa adecuada. Fue un proceso muy importante para obtener la mezcla binaural final.

Eduardo García. Picture: ©Thomas Duffé

¿Grabasteis directamente de forma binaural durante la producción?

Sí, tenemos micrófonos especiales para ello. Cornelia lee algunas partes moviéndose alrededor del conjunto de micrófonos 3D. Así se consigue un poco de movimiento. Incluso grabamos sonidos de foley en 3D de antemano, y por supuesto también modulamos muchos onidos posteriormente con Nuendo. El verdadero reto es que en 3D no es tan fácil posicionar la grabación de voz en primer plano como lo es en estéreo. Nuestro objetivo es conseguir un resultado con el que el oyente disfrute. Por ello mostramos nuestros resultados intermedios a terceros. Tuvimos que soportar muchas críticas, sobre todo por parte de los puristas. En comparación con una mezcla estéreo, en 3D solo es posible conseguir como máximo un 90 por ciento del factor "Up-Front" (posicionamiento frontal). Sin embargo, una vez que te acostumbras, te encuentas dentro de la película auditiva.

Esa también fue mi primera impresión. Al principio es extraño, pero también es más íntimo por el tipo de mezcla.

Exacto, debido a que grabamos al locutor en entornos distintos, el oyente olvida que se trata de un locutor. Claro, y ahora se podría criticar que por qué no hacer directamente un radioteatro, ¡pero la forma narrativa es la de un audiolibro! Justo eso es lo que nos pareció tan interesante. El proceso de producción ha tardado muchísimo tiempo en total. Tuvimos que repetir el diseño musical de la primera media hora cinco o seis veces hasta que por fin tuvimos la sensación de que el oyente puede sumergirse tal y como imaginamos al principio. Actualmente hemos conseguido varios millones de escuchas en Audible, lo que demuestra que al final conseguimos nuestro objetivo. Por supuesto este enfoque lleva consigo un riesgo enorme, ya que el trabajo de esta producción de audiolibro de nueve horas equivale más o menos, en cuanto a la producción técnica, a lo que tardamos en hacer tres películas cinematográficas.

Cornelia Funke. Picture: ©Eduardo García

Ya me imagino. ¿Y cuánto tiempo tarda una producción de este tipo en total?

Un día hice cuentas y el tiempo de producción equivale a dos o tres meses, eso con seis compañeros en total. Para todos los que participamos fue una experiencia muy especial. Das Labyrinth des Fauns (El laberinto del fauno), que realizamos con Cornelia, fue nuestro primer audiolibro para adultos, es decir, a partir de quince años. Las producciones hasta la fecha iban destinadas a un público mucho más joven. Así que esta vez también pudimos realizar cosas más oscuras.

Sin embargo, en el caso de la acústica virtual vais un paso más allá.

Hace tiempo que intentamos encontrar una forma de aumentar el efecto de inmersión en la experiencia auditiva. Para ello incluso creamos una app que interactúa con los nuevos auricurales de Bose mediante geolocalización. De este modo es posible influir en la trama narrativa moviendo la cabeza de arriba abajo y de lado a lado. Digamos que es una forma de integrar el proceso de la toma de decisiones activa. Todo esto también lo hemos adaptado a los giroscopios de los teléfonos móviles. De esta forma hemos podido incorporar cinco o seis árboles de decisión en una historia. En realidad es una locura, porque si este concepto se sigue desarrollando, la producción de un audiolibro de quince minutos de duración puede extenderse hasta el infinito. El proyecto demo actual se basa en un spinoff que Cornelia creó hace tiempo. Nosotros lo ampliamos y modificamos para este propósito. A través de demos estamos probando en qué medida nuestro desarrollo como plataforma general resulta interesante y quién quiere participar. Pero esta tecnología también es muy interesante para anunciantes, que también son nuestros clientes. Si se hace bien, el cambio entre estéreo y audio 3D puede dirigir la atención a una causa específica. Todas estas cosas primero las desarrollamos en Nuendo y luego transferimos todo a la opción de middleware correspondiente como Wwise, FMOD o Unity.

¿También configuráis la dirección, la panoramización, etc. directamente en Nuendo ?

La verdad es que hacemos muchas cosas directamente en Nuendo. Además de la panoramización, el problema también es encontrar las salas acústicas adecuadas. En esta disciplina muchos de los sistemas de la competencia son un total fracaso. A pesar de todo sigue siendo un trabajo tremendamente laborioso y siempre llegas a un punto donde tienes que combinar y ensamblar cosas que ya hiciste para crear algo nuevo. Además tenemos que ser flexibles con respecto a los deseos de los desarrolladores. El primero trabaja con Wwise, al segundo no le gusta nada Wwise y solo usa FMOD, y el tercero hace todo con Unity. En realidad somos nosotros el verdadero middleware, ya que siempre tenemos que considerar el flujo de trabajo más rápido y óptimo y el modo de aplicación más profesional, teniendo en cuenta las exigencias. El audio 3D aún se encuentra en la fase inicial, pero por suerte también vemos que poco a poco hay cada vez más consenso en cuanto al flujo de trabajo. Poco a poco todos vamos ganando experiencia. El umbral en el que nos encontrarnos actualmente podría compararse con la transición de mono a estéreo. Está creciendo una generación totalmente nueva con los procedimientos de reproducción de audio inmersivo.

Entonces podríamos decir que hemos dejado atrás la generación experimental de las cabezas de maniquí, que lamentablemente no consiguió establecerse en ese momento, ya que aún no existían muchos procesos ni posibilidades de implementación.

Sí, hoy en día es posible mezclar todo entre sí. Además también está disponible para casi todo el mundo, y esto significa que todo el mundo puede hacer las cosas como le parece correcto. Hay cosas geniales y revolucionarias, pero también cosas no tan buenas (risas). Por otro lado, también aprendes algo nuevo todos los días, especialmente en nuestro equipo de ingenieros expertos y junior, somos diez en total. Aprendemos mucho de los colegas más jóvenes que crecieron aprendiendo decenas de herramientas de software distintas hasta llegar donde están ahora. Pero más allá de los límites de tu propia empresa, es el intercambio en general lo que hace que este sector de la industria del audio sea tan emocionante. La pasión por la causa es realmente lo más importante.

Eduardo Garcia. Picture: ©Michael Orth

¿Qué proyectos tenéis planeados?

¡Unos cuantos! Actualmente estamos trabajando en la reedición de la primera parte de la serie Drachenreiter (El jinete del dragón) de Cornelia. Para este propósito hemos adquirido de la editorial original los derechos de las grabaciones de hace 16 años. Ahora lo estamos editando siguiendo el estilo de la segunda parte que ya produjimos. El año que viene se publicará la tercera parte y la trilogía estará completa. Al mismo tiempo estamos produciendo una serie de audiolibros de Die wilden Hühner (Las gallinas locas), ya que actualmente solo existen radioteatros y películas. A continuación produciremos hasta octubre la cuarta parte de la serie Reckless (El mundo del espejo) de Cornelia, que se publicará como audiolibro al mismo tiempo que el libro. Por lo tanto tenemos mucho trabajo este año. ¡Y esto son solo los proyectos divertidos! Nuestra rutina diaria también consiste en otros trabajos y proyectos simultáneos en el estudio. Aquí nunca nos aburrimos y, por supuesto, intentamos que todos se diviertan con el trabajo. ¡Eso es lo más importante!

German Wahnsinn online

German Wahnsinn Studios sobre la postproducción moderna con Nuendo