“Sing meinen Song” producido con Cubase y Dorico

Por Markus Hartmann y Sebastian Mönch

Desde principios del año 2014, Sing meinen Song – Das Tauschkonzert es uno de los programas de televisión musicales de más éxito en Alemania. Desde entonces han participado más de cincuenta artistas internacionales y alemanes. El concepto original se basa en el programa holandés De beste zangers van Nederland, emitido en diez países europeos. El encanto especial de este programa reside en que los artistas intercambian sus canciones y las interpretan en su propio estilo. La extraordinaria banda Grosch’s Eleven acompaña a los artistas en directo. De vez en cuando surgen sorpresas inesperadas, tanto para el público como para el mismo artista, que ponen la piel de gallina.

El líder de la banda y productor Mathias Grosch se encarga de los arreglos y la interpretación musical. A su lado se encuentra el compositor y arreglista Konrad Hinsken, que realiza los arreglos para la banda con Dorico. Ambos trabajan desde hace muchos años con el DAW Cubase y el software de notación Dorico.

¿Cómo se formó Grosch’s Eleven, tu banda de "Sing meinen Song – Das Tauschkonzert"?

Mathias: Cómo aún conocía a muchos compañeros de estudios antiguos aquí en Mannheim, había muchos músicos entre los que elegir y formé una banda de once músicos. Desde el principio incluí a Konrad como arreglista. A partir de ahí, desarrollamos el concepto musical de los arreglos, que debían hacerse a medida de los artistas.

¿Quién elige a los artistas y las canciones

Mathias: La productora Talpa elige a los artistas con su cliente Vox y en estrecha colaboración con nosotros. En este proceso se tiene en cuenta que los géneros musicales de los artistas se diferencien entre sí para conseguir un espectro de influencias musicales lo más variado posible. A continuación, nos reunimos con los artistas para decidir qué canción interpretará el otro artista.

Konrad Hinsken & Mathias Grosch

¿Cómo empiezas a trabajar con los artistas y cuándo utilizas Cubase?

Mathias: Después de seleccionar las canciones, cada artista viene a mi estudio para trabajar en las canciones. Esta es la parte más interesante y creativa de mi trabajo. Yo adopto el papel de productor y desarrollo los arreglos junto con los artistas, muchas veces en un estilo musical completamente distinto. Cubase Pro me ayuda a crear los arreglos. Comienzo todas las canciones con una plantilla de composición que he guardado como plantilla de proyecto. En esta plantilla trabajo en la ventana de proyecto con carpetas en las que cada instrumento tiene un color determinado. Esto me ayuda a orientarme rápidamente en la fase creativa y me permite plasmar ideas de forma espontánea. Al mismo tiempo se cargan diferentes VSTis con una amplia gama de sonidos. Además, las pistas de audio para los instrumentos reales y las voces ya están configuradas con los plug-ins correspondientes. La pista de arreglo también está ya configurada. Así puedo trabajar con las diferentes partes de forma flexible. En la versión actual, componer en el editor de teclas se ha vuelto incluso más sencillo, ya que también pueden mostrarse los marcadores o la pista de arreglos. Todas las pistas se enrutan hacia un sistema de buses. En el MixConsole también uso los faders VCA, entre otras cosas, para ajustar rápidamente y forma flexible el nivel o la panoramización de los instrumentos individuales o de los grupos de instrumentos completos. Al final hay trece pistas de grupo, seis pistas de efectos y cuatro pistas con compresión paralela que van a la sección Master.

Después de dos días trabajando de forma intensiva en Cubase, he terminado seis demos avanzados en los que ya he trabajado la estética del sonido. Ahora le toca el turno a Konrad.

Konrad Hinsken

Konrad, ¿tú de que te encargas?

Konrad: Cuando la preproducción ya está terminada, empiezo a hacer el arreglo en Dorico. Yo también empiezo con una plantilla en la que ya existen todos los instrumentos de la banda. A esto se suman un lead sheet y quizás una guitarra o un piano adicional del artista. Para ello cargo los archivos MIDI exportados de Cubase en Dorico y copio las notas en la plantilla, que contiene dos compases adicionales como precuenta. De esta forma obtengo la misma estructura de la canción y el mismo número de compases que en Cubase. Esto es muy importante para el proceso de producción que sigue. A continuación, corrijo las notas si hace falta y arreglo la canción para que la banda pueda interpretarla en directo.

¿Qué ventajas tiene crear música con Dorico?

Konrad: Para nuestro flujo de trabajo de producción necesitamos una partitura totalmente limpia y clara. Muchas funciones de Dorico me asisten en mi trabajo, como el diseño automático de plantillas que impide las colisiones. Es maravilloso. ¡Gano mucho tiempo que antes perdía diseñando! Introduzco todas las informaciones, como el nombre del artista, el título, el compositor, el número del episodio, etc. en la información del proyecto. Gracias a las páginas maestras, estas informaciones siempre aparecen en el lugar correcto, tanto en la partitura como en todas las voces individuales, y con los tamaños de fuente correctos. A continuación introduzco las notas con el fraseo, la dinámica y todo lo demás en la partitura. Para ello utilizo únicamente el teclado del ordenador y los globos emergentes correspondientes. Es muy rápido porque en Dorico la introducción y el diseño están separados y no tienes que estar moviendo elementos individuales de un lado a otro todo el rato. También me gusta mucho que ahora sólo sea necesario introducir símbolos de acorde en la partitura una sola vez. Estos acordes ahora se escriben automáticamente en toda la sección de ritmo. Después de eso, creo un diseño de cuatro compases para las partes individuales para que la estructura de la canción siga manteniendo la máxima claridad. El resto ocurre sólo. Queda todo muy bien enseguida. Aunque tenga poco tiempo, siempre puedo confiar en que Dorico creará automáticamente una partitura perfectamente legible.

¿Cómo obtienen los músicos la partitura?

Konrad: Toda la banda trabaja con Dorico y puede acceder a mis arreglos. Cada músico se descarga los archivos de Dorico del servidor y tiene la posibilidad de modificar las notas si fuera necesario. Así nos mantenemos absolutamente flexibles y todos los músicos pueden configurar su parte de forma individual para facilitar la lectura.

¿Las partituras todavía se imprimen o se leen en la tablet?

Konrad: La sección de viento-metal tiene las partituras en PDF y las leen en el iPad. La sección de ritmo todavía imprime las partituras en papel.

¿Cómo se crean los diferentes paisajes de sonido?

Mathias: El ingeniero ya empieza a trabajar conmigo en los ensayos y mezcla los temas de la forma más exacta posible con respecto a cómo deben sonar al final. De este modo nos acercarnos lo máximo posible a la estética de sonido del resultado final.

Durante el espectáculo la canción sólo se toca una vez, es decir, que hasta ese momento todo lo que tenga que ver con el sonido ya está prácticamente terminado.

¿Y cómo se crean las mezclas finales?

Mathias: En el poco tiempo que tenemos entre la grabación en vivo y la publicación es imposible que una sola persona pueda mezclar todo. Tres ingenieros se encargan de mezclar los aproximadamente cincuenta títulos por temporada. El equipo de ingenieros conoce mis ideas sonoras. Por lo tanto, si surgen dudas, sólo les indico la dirección emocional que debe tomar la mezcla. Durante el proceso de mezcla, mi tarea consiste en comunicarme con los artistas sobre los cambios que desean hacer y aplicarlos con los ingenieros.

¿Tenéis algún deseo más para el mundo de la producción musical digital?

Mathias: Cubase ya es bastante perfecto para mi flujo de trabajo.

Pero sí que desearía una cosa más. Lamentablemente, algunos desarrolladores de plug-ins VST aún siguen ofreciendo sus plug-ins en el formato VST2. Estos plug-ins también consumen capacidad de procesamiento aunque no haya ninguna señal. Me gustaría que todos cambien al formato VST3 para poder aprovechar al máximo el rendimiento con Cubase.

Konrad: La versión 3.5 de Dorico tiene todas las funciones importantes que necesito para mi trabajo. El desarrollo entre una versión y otra fue increíblemente rápido. Creo que nos aguardan muchas sorpresas en el futuro.

Mathias: Creo que lo que más nos gusta a ambos es que podemos comunicarnos directamente con los desarrolladores de Steinberg. Siempre escuchan nuestros deseos y sugerencias.

Facebook